LO QUE HACE EL DESOCUPE



Claudia Bahamón, la iluminada
Mayo 29 de 2008

eltiempo.com /carrusel

Encontrar a la mujer que reúna todas las cualidades para ser descrita con un adjetivo como belleza es complicado, pero al saber que la persona que se encargará de representar nuestra idea de belleza es Claudia Bahamón, la cosa se vuelve realmente fácil.
Claudia tiene una estrella única que hace que cada vez que se le vea en un aeropuerto, presentando noticias o atendiendo a su hijo, las personas a su alrededor no les quede más remedio que aceptar la verdad y exclamar: ¡es una belleza de mujer! Por eso, las razones sobran para explicar el por qué ella es la mujer indicada para representar la belleza interna y externa.


Este es el artículo que hace poco me encontré, durante la última sonambulesca media hora del viernes antes del fin de la jornada laboral. Nada raro, dirá quien la lea, el típico salamero artículo.
Pero, oh, sorpresa! Sólo basta cambiar la palabra belleza por estupidez para que todo el texto cobre un nuevo y mágico significado.

VLOGUEANDO

Con el antojo del video-blog latente, se me ocurrió ver si se podía hacer un video con una nueva limitante. Ya en VLOGOMBIA enseñan que no se necesita gran equipo, abultada experiencia o software imposible de conseguir para vloguear. Ahora, mi pregunta es: ¿Se puede hacer un video sin cámara? Vean ustedes y respóndanme:



Gracias a Alejo por incentivar este nuevo medio y a MaJaDeRiA por el apoyo moral.

Comentarios >>

Lylanda
Mi querido Vargas... es interesante cómo hasta en Internet el destino se encarga de jugar con nosotros como si fuéramos peones del ajedrez... ¡Yo soy la hermana de Dania!

Gerente:
en vez de estar alcaldeando usted debería estar enseñandole al mundo su talento, está del putas :D

INFORME SOBRE LOS CUBIERTOS


Neófitos dirán que no existe gran diferencia a la hora de elegir entre un tenedor y una cuchara, pero la escogencia de uno u otro revela importante información sobre el carácter de las personas. Máxime cuando el objeto sobre el que se va a aplicar el uso del cubierto es una sopa. Generalicemos y tomemos un almuerzo promedio al que el sujeto común se ve enfrentado en aras de calmar su apetito. La diferencia esencial a la hora de escoger el cubierto (Decisión más importante que la de si sopa o huevo, de si carne o pollo, de si gaseosa o jugo) determina la actitud de la persona ante la vida. Una cuchara, como muchos sabemos, posee una forma cóncava que le permite alzar la comida una vez se desplaza por debajo de ella. Por el contrario, su compañero cuatridente ataca directamente la ración alimenticia desde arriba, cual ejército invasor llegando a un inocente pueblo. La aparente minoría en la cantidad de alimento recogido se ve justificada por el método agresivo de adquirirla, diferente al sistema de arrastrarse con la cuchara y levantar el alimento, ya que de está manera se le está pidiendo permiso a la comida, poniéndose obviamente por debajo de la misma en una escala de liderazgo.
Bajo este análisis, posee una actitud más agresiva aquel que eleva un tenedor ante la prueba de dar buena cuenta de un almuerzo, mientras que manifiesta una actitud contraria quien escoge una cuchara. Salvo, claro, que sea una mujer quien escoge la cuchara y se defiende con la misma ante una inocente teoría; en ese caso lo más inteligente es hacerse el harakiri con el cuchillo, el cual es democrático e imparcial frente a los otros cubiertos.